Blog

Restauración del Muelle de Montera. Gestión, innovación y riesgos.

18

Con motivo de la 18ª Jornada de Conservación de Arte Contemporáneo que organiza el departamento de Conservación y Restauración del Museo Reina Sofía, Elena García Gayo (Observatorio de Arte Urbano) hablará sobre la restauración del graffiti de Muelle en una ponencia que invita a reflexionar sobre la necesidad de conservar el Arte Urbano.

Viernes 24 de Febrero; 13:00h.
Restauración del Muelle de Montera. Gestión, innovación y riesgos.
Participa: Elena García Gayo (Observatorio de Arte Urbano)

Anuncios

Estado final.

La última semana de Enero terminaron los trabajos de restauración del graffiti de Muelle con la reintegración cromática de las partes desprendidas de pintura. La mejora estructural y visual de la obra es evidente.

Firma Muelle restaurada, Calle Montera. Madrid.

El tono rojo de la laca ha recuperado su color vivo original, vibrante junto al muro que vuelve a verse blanco.

Internamente, el graffiti ha quedado fijado al muro y reforzado estructuralmente para asegurar su permanencia en la Calle de la Montera.

Reintegración cromática.

En la última semana de trabajo, en paralelo a las tareas de adhesión de las escamas arrancadas del muro, se han estado restaurando las partes del graffiti donde desapareció la pintura.

Estas zonas donde se ha perdido definitivamente la firma (por abrasión, desprendimiento de las capas de pintura subyacentes, etc…) dejaban a la vista el color gris del cemento de la pared, perturbando la visión global del graffiti. Esas faltas se han reintegrado cromáticamente con acrílicos y una pintura al silicato, que además de aportar color, sirve de consolidante.

_dsf7033rbaja
Detalles de la reintegración cromática.

Esta restauración, se está haciendo “a bajo nivel”, es decir, se está pintando sobre el cemento, usando una trama en forma de cinta que imita las irregularidades del muro, muy identificable a corta distancia pero imperceptible cuando se mira a pie de calle.

Adhesión final.

Durante las vacaciones de navidad, el graffiti quedó completamente estabilizado:  consolidado y reforzado con crepelina, tanto en las partes unidas al muro, como en aquellas que estaban en proceso de desprendimiento.

Es importante resaltar que las fechas en las que se ha conseguido actuar sobre el graffiti han sido de lo más problemáticas. La baja temperatura y la humedad impedían el correcto curado de los adhesivos, retrasando el desarrollo de los trabajos. Aun así, es probable que, de no haber actuado, el graffiti no hubiera resistido mucho tiempo más.

En Enero se han retomado las laborares de conservación, comenzando con la adhesión definitiva del graffiti al muro. Es necesario repasar especialmente los bordes para eliminar el “rizado” de la capa pictórica, y se va retirando la crepelina a medida que avanza el proceso.

_dsf7121rbaja
En esta imagen se puede apreciar el refuerzo en las “crestas” del graffiti.

 

Las otras firmas.

Cuando aparece un graffiti en un muro recién pintado, a su alrededor, por razones de distinto rango, suelen acumularse más firmas. En el caso del graffiti de Muelle en Montera, las rúbricas de alrededor, Halls, Akracia y Forat 90, fueron escritas como consideración y respeto hacia la figura de Muelle.

dsc_3350baja
Foto del “antes” de los tratamientos. Foto propiedad del Ayuntamiento de Madrid.

Estas firmas también van a ser tratadas. Su estado de conservación, como ya se comentó en otra entrada, es delicado debido a la rapidez con la que fueron realizadas, dejando poca cantidad de pintura sobre el muro. Con el paso del tiempo y la exposición a los agentes meteorológicos, la fina capa de pintura se ha vuelto soluble, presentando un aspecto pulverulento que se elimina con el mínimo roce.

Consolidación de la pintura

Durante las dos últimas semanas, la principal tarea a realizar ha sido la limpieza de la suciedad adherida a la laca roja del graffiti. Este delicado proceso puede comprometer la estabilidad de la pintura, es por ello que simultáneamente se ha realizado un trabajo de consolidación con resina acrílica para dotar de fuerza estructural a las distintas capas de pintura tanto a las que están bien ancladas al muro como las que se están desprendiendo.

refuerzo
Refuerzo estructural con resina acrílica en una zona de la pared sin graffiti.

Además, se ha reforzado provisionalmente la superficie del graffiti con una crepelina de seda que ayudará a la ejecución de la siguiente fase de este trabajo de conservación: la adhesión definitiva de los estratos desprendidos al muro.